Testimonios: misionero Zambia

Testimonio Dário Balula

En África falta solventar todas las necesidades básicas de las personas"

Dário Balula
Misionero en la lucha contra la pobreza en Zambia

Dário Balula, un héroe anómimo de la lucha contra la pobreza en Zambia

Dário Balula Chaves es un misionero que estuvo en Zambia desde 1978 hasta el 2014. Ha impulsado numerosos proyectos con el apoyo de Manos Unidas en Lilanda, uno de los barrios más pobres de Lusaka. Dário estuvo en Catalunya con motivo de la presentación de la Campaña 2015.

A continuación, reproducimos un artículo del misionero comboniano publicado originariamente en la revista digital Audácia:

Cuando viajo hacia las misiones, suelo ir con un equipaje de entusiasmo, resplandor, emociones y curiosidad más propias de un novato en la aventura misionera. Fue con este telón de fondo que, en 1978, aterricé en el aeropuerto de Lusaka, la capital de Zambia, el suroeste de África.

Unos minutos más tarde estaba en Nueva Kanyama. Se trata de un barrio pobre en las afueras de Lusaka. Las Hermanas Combonianas trabajan allí.

Me quedé impresionado. Alrededor de una mesa simple, hablé con los otros misioneros sobre ese mundo de pobreza, muy diferente a lo que estaba acostumbrado a ver en Portugal. Me parecía haber aterrizado en otro planeta.

Sin embargo, desde el primer momento, me sentí a gusto. Mis compañeros me dijeron que yo tenía suficiente valentía y bondad en abundancia. Además, Zambia era ahora mi nuevo hogar, y estas personas se convirtieron en mi nueva familia.

Una semana más tarde, viajé hasta Chipata, que está a 600 kilómetros de Lusaka y cerca de la frontera con Malawi.

Finalmente, llegué a la misión de Chadiza. Es una zona rural. La población se encuentra dispersa y aislada. El territorio de la misión se encuentra entre las fronteras de Zambia con Mozambique y Malawi.

Poco a poco, aprendí el idioma local y traté de entender la cultura de la gente. Pero si todo iba bien en este sentido, pasé por momentos muy difíciles debido a la ausencia de mis amigos y familia. A veces estuve cerca de caer en la tentación del desánimo. Sin embargo, continuamente sentía la ayuda de Dios. Él me dio la fuerza para superar los obstáculos y seguir mi camino.

Las tareas de la misión comenzaron a absorber mi tiempo y mis pensamientos. La vida en la selva me absorbió, visité las comunidades cristianas y celebré misa en Nyanja, la lengua local. Si tuviera un diario, ¡cuántas aventuras y cuántos reveses tendría por escribir! Por ejemplo, la gente demostró mucha paciencia para perdonarme las patadas que le daba a la gramática. Sí, todos fueron muy respetuosos y amables conmigo.

En 1983, viajé a Kenia y asistí a un curso sobre las actividades de la parroquia. El contenido recibido en esas clases, todavía marca profundamente mi día a día en las misiones.

Habiendo regresado a Zambia, trabajé durante cuatro años en el Centro Pastoral Chikungu, en la diócesis de Chipata. Conmigo estaba un equipo formado por laicos. Juntos organizamos reuniones de formación para catequistas, para los líderes de los grupos parroquiales (grupos de jóvenes y otros) y a los líderes del culto en las comunidades cristianas. De hecho, hay lugares que los párrocos tardan tiempo en visitar y son los laicos que están allí los que dirigen la celebración de la Palabra de Dios y, si es posible, distribuyen la comunión.

En 1988 regresé a Portugal. Trabajé en Lisboa y Coimbra, especialmente con los jóvenes. Ahí alumbré un proyecto desafiante: el movimiento Jamic (Jóvenes Amigos de los Misioneros Combonianos).

Volví a Zambia en 1996. Esta vez mi destino era Lilanda. Es una parroquia tan grande como el enorme barrio pobre en las afueras de Lusaka.

La parroquia de Lilanda alberga una comunidad muy dinámica. Allí hay de todo y a lo grande: mucha gente, muchos problemas, mucha pobreza, muchos proyectos, muchas actividades y, sobre todo, mucha alegría. La gente es humilde y amable, y les gusta participar activamente en la vida de la Iglesia. Todos los días me enfrento a numerosos problemas. Sin embargo, me gusta trabajar con estas personas. Ellos, a pesar de ser pobres, tienen buena voluntad.

El año 2004 fue particularmente difícil para nosotros los misioneros. La misión fue asaltada de noche, y los ladrones se llevaron todo lo que encontraron. Yo, en un acto valiente y algo aventurado, traté de salvar los bienes de la casa y corrí a la ayuda de las Hermanas Combonianas. Los ladrones me atacaron, dejándome malherido. Me ingresaron en el hospital con heridas en la cabeza, que requirieron muchos puntos de sutura.

Hoy comprendo que Dios está de mi lado. Recuperé rápidamente la salud y mi vida recobró la normalidad de antaño.

Puedo decir que tengo la suerte de trabajar en Zambia, en el barrio de Lilanda. Me siento realizado al compartir los problemas y las alegrías de la gente. Mi misión es trabajar para que haya más paz y justicia en las casas, calles, escuelas, lugares de trabajo y en las decisiones de las autoridades.

Mi equipaje viene conmigo adondequiera que vaya y, como la misión me transforma profundamente, estas maletas siguen llenándose de entusiasmo.

Entrevistas en televisión

 
00:00
Misionero Dário Balula en Zambia

Los africanos siendo más pobres que nosotros, son más ricos porque tienen alegría.

Los misioneros, como Darío y tantos otros, ponen su tesón, su esfuerzo y, en algunos casos, su propia vida.

Entrevistas en la radio

Entrevista a Dário Balula en "Valors A L'Alça" de La Xarxa

"En Zambia, a pesar de tener menos cosas que en Europa, son más felices que aquí". El misionero Dário Balula estuvo en el programa "Valors... Leer más

Entrevista a Dário Balula en "El Matí" de Cadena COPE

"Zambia y Malawi son dos países libres de guerra, y acogen refugiados de Angola y el Congo". Dário Balula ha estado 6 años en Malawi y 27... Leer más

Entrevista a Dário Balula en "El Mirall" de Cadena COPE

"En Europa debería haber un estilo de vida menos consumista y materialista". El misionero portugués Dário Balula, que ha estado casi 3... Leer más

Entrevista a Dário Balula en "Fòrmula Estel" de Ràdio Estel

"Las causas de la pobreza en el mundo nacen en el estilo de vida y económico occidental". Dário Balula, que fue misionero durante muchos... Leer más
Información relacionada

Tu donativo ayuda a las personas más vulnerables

Tu aportación es muy valiosa para que cada día más personas tengan acceso a una vida digna. Únete a la lucha contra el... Leer más

Cada aportación cuenta: hazte socio de la ONG Manos Unidas

Erradicar el hambre y la pobreza sólo es posible gracias a personas como tú. Gracias a nuestros socios y donantes,... Leer más

Firma ahora por una regulación efectiva de los minerales de conflicto

Las raíces del conflicto en la R.D. del Congo son complejas y profundas, pero se han visto agravadas por las disputas... Leer más
ONG contra la pobreza en el mundo