Construimos un dispensario rural en la India

Este proyecto se localiza en el Estado de Meghalaya, en el noreste de la India. El área carece de hospitales y de centros de salud primaria, y el hospital más cercano se encuentra en Nogpoh, a 40 kilómetros de distancia, en un área en la que la malaria, el tifus y las enfermedades gastrointestinales son frecuentes, diezmando a su población por falta de atención médica. Los tribales, con falta de formación, consumen agua contaminada y padecen muy a menudo enfermedades infecciosas: diarrea, parásitos intestinales, cólera y disentería; enfermedades que serían fáciles de evitar con la aplicación de sencillas medidas de higiene. A todo esto, hay que sumar la alta incidencia de malaria entre una población con carencias nutricionales y, por lo tanto, sin defensas. 

Las Hermanas de los Desamparados construyeron en 2013 un pequeño dispensario provisional de adobe y bambú sobre suelo de arena, que debido a las lluvias, está en muy malas condiciones. Este dispensario no ofrece garantías de habitabilidad ni espacio suficiente para atender la demanda de pacientes y se ocasiona una situación de hacinamiento que obliga a atender a los pacientes al aire libre. Solicitan a Manos Unidas su apoyo en la financiación de un dispensario para atender a la población en situación de vulnerabilidad. En solo tres años  que las religiosas llevan atendiendo el dispensario provisional, han asistido a más de 3.000 pacientes en medio de grandes dificultades y bajo condiciones mínimas.

Este proyecto  está dentro de las prioridades de la Diócesis, que quiere garantizar la atención sanitaria a todos los habitantes, sobre todo a las comunidades tribales, que son las que viven en las zonas más remotas y aisladas.

Los beneficiarios son los habitantes de Marmain y de las 40 aldeas cercanas, situadas en zonas remotas con muy malas comunicaciones. Son unas 10.000 personas, la mayoría tribales Kharbi, aunque también tribales Khasis y Bhois, cada grupo con lengua y costumbres propias, pero con el denominador común de un fuerte sentimiento de pertenencia a su comunidad. Emigran a las ciudades en busca de un empleo abandonando sus tierras, lo que genera un gran desarraigo familiar. Sin formación y sin ingresos, no gozan de buena salud. 

El dispensario ofrece una gran labor social y sanitaria en toda la zona y en 10 aldeas cercanas, que esperan incrementar con el nuevo dispensario.

 

INDIA/69756

Dispensario Rural

Responsable: Fray Plus Shadap 

Sacerdote diocesano

Sacred Heart Dispensary Marmain

Importe: 60.930 €

Perquè Mans Unides pugui dur a terme projectes com aquest.

Dóna

També et pot interessar

Subscriu-te a la newsletter

Informar-se és el primer pas per actuar.

Subscriu-te