IN MEMORIAM ANA LOPIDANA

El pasado 26 de Abril, en la que fue su parroquia de siempre, la Anunciación, se celebró un sencillo funeral, por nuestra entrañable compañera Ana, con presencia de la gente de Manos Unidas, sus amigos y sus dos hermanas, Mariví y Paloma. También compañeras de otras Delegaciones vecinas, como Palencia. Este funeral, más íntimo, que el oficial celebrado el protocolo propio de una autoridad municipal, contó con una sencilla alocución de nuestra Delegada, Cristina Romano, que reproduzco:

 Desde el viernes por la tarde, 8 de Abril de 2016, los que formamos parte de Manos Unidas de Burgos, nos sentimos huérfanos. Porque, sin avisar, se nos ha ido nuestra Ana. No solo llevaba más de 16 años en Manos Unidas y había sido nuestra Presidenta y miembro de la Comisión Permanente y tantas cosas; sino que Ana era para nosotros mucho más, cristiana comprometida, trabajadora incansable, franca, libre, alegre, decidida, emprendedora, solidaria, todo lo que digamos es poco...cualidades que la hacían única; pero sobre todo buena persona y llevaba a Manos y a los más débiles en el corazón.

 

 Una gran mujer.

 

Vamos a echarle muchísimo de menos, porque era muy importante en nuestro día a día, y sin duda nuestro grupo lleva mucho de ella. Seguro que será un estímulo para seguir adelante.

 Además era para todos, una amiga, y para muchos, amiga personal, que siempre estaba ahí cuando lo necesitabas, siempre era ella la que llamaba para compartir contigo lo bueno y lo malo. Nos regaló su amistad, su entrega y enriqueció nuestras vidas. Nunca se lo agradeceremos lo suficiente.

             Por ese sentido de la amistad y de lo justo y solidario, hoy la lloramos, pero también sonreímos al recordar momentos entrañables.

       

            No hemos podido despedirnos con un abrazo o un beso, pero sabemos por cómo era, que nunca nos dejará y que cuidará de nosotros.

 

A su querida familia, a la que estaba tan unida, sabéis que estamos con vosotros.

 

A tantos que han manifestado como la apreciaban, muchísimas gracias.

 

            A ti, Ana, no te olvidaremos

 

 Quisiera añadir, que respetando la voluntad de la propia Ana, no hubo coronas de flores ni demás símbolos de homenaje, ni en la ceremonia oficial ni en esta. Es más, se recaudó el dinero destinado a ello y una cuestación especial, para ser enviado a uno de nuestros proyectos de África, país muy ligado a su incansable labor social.

 

Solo quiero añadir una cosa, Ana siempre estuvo próxima a nosotros, era una persona que por su formación y creencias, estaba siempre dispuesta a debatir y a ayudar, con soluciones y los problemas tenían solución. Yo personalmente, aprendí mucho de los conocimientos que atesoraba, pero sobre todo he perdido alguien con quien coincidía,- y mucho-, en el diagnostico; acerca de los complejos problemas sociales que nos acechan.

 

 Manos Unidas de Burgos

També et pot interessar

Subscriu-te a la newsletter

Informar-se és el primer pas per actuar.

Subscriu-te