Carta de Monseñor Escribano a Manos Unidas con motivo del Año de la Misericordia

Moseñor Carlos Escribano, obispo consiliario de Manos Unidas, nos escribe con motivo del inicio, el 8 de diciembre, del Año Jubilar de la Misericordia y nos propone que aprovechemos esta ocasión para renovar nuestra entrega y servicio a los más necesitados. No te pierdas los materiales que que iremos publicando con motivo del año de la Misericordia en nuestra sección #ManosCreyentes.

Año Jubilar de la Misericordia

Monseñor Carlos Escribano, obispo consiliario de Manos Unidas, nos escribe con motivo del inicio, el 8 de diciembre, del Año Jubilar de la Misericordia y nos propone que aprovechemos esta ocasión para renovar nuestra entrega y servicio a los más necesitados. No te pierdas los materiales que iremos publicando con motivo del año de la Misericordia en nuestra sección #ManosCreyentes.

“En este Año santo, el Papa Francisco, nos invita a realizar la experiencia de abrir el corazón a cuantos viven en las más contradictorias periferias existenciales. (…) En este Jubileo la Iglesia será llamada a curar aún más estas heridas, a aliviarlas con el óleo de la consolación, a vendarlas con la misericordia y a curarlas con la solidaridad y la debida atención. (…) Que nuestras manos estrechen sus manos, y acerquémoslos a nosotros para que sientan el calor de nuestra presencia, de nuestra amistad y de la fraternidad”. (MV 15).

Un tiempo privilegiado para que nuestra Asociación de Manos Unidas pueda seguir manifestando al mundo que la Misericordia de Dios es eterna y que no
permanece indiferente a la situación de muchos de nuestros hermanos más desfavorecidos, financiando programas, planes y proyectos de desarrollo
integral. Así mismo, dejándonos interpelar por muchos hombres y mujeres que han respondido al clamor y a las necesidades de estos pueblos, con su vida y
su entrega, llevando a cabo múltiples y variadas iniciativas, que podremos ir conociendo a lo largo del año, en las distintas catequesis y testimonios sobre
las obras de Misericordia.

Os propongo que vivamos este Año con gratitud al Señor y como una ocasión propicia para renovar nuestra entrega y servicio a los más necesitados. Soy
consciente que la oración y la lectura de la Bula Misericordiae Vultus y de otros textos, nos pueden ayudar a introducirnos de manera ilusionada y activa en la
celebración del Año Jubilar de la Misericordia.

Lee la carta completa de Monseñor Escribano en el pdf adjunto.

També et pot interessar

Subscriu-te a la newsletter

Informar-se és el primer pas per actuar.

Subscriu-te