Emergencia para la población afectada por confinamiento por crisis Coronavirus (2020)

Acción de Emergencia.

Las 9 aldeas de los distritos de Imphal Este, Chandel, Senapati y Tamenglong que concierne este proyecto están en un enclave de colinas que se encuentra al sur del estado de Manipur, al nordeste de India. Es una zona rural, completamente interior, cerca de la frontera con Myanmar. Es muy remota no solamente por la lejanía en distancia sino por el difícil acceso a ella. La población es tribal, y la mayoría pertenece a las tribus monsang y paomei, pero conviven con otras tribus, sobre todo en Imphal Este donde hay mezcla de ellas. Sus principales medios de vida son la agricultura y la horticultura. Subsisten de la venta de su producción y dependen de los mercados locales semanales para la compra de alimentos básicos como arroz, lentejas y otros productos no perecederos. En el mes de marzo, ante los rumores sobre un posible confinamiento, aquellas familias que tenían producción agrícola se apresuraron y la vendieron y así han obtenido algo de efectivo para comprar alimentos o bien, alimentarse a base de sus productos. Aquellas familias que no tenían producción excedente para vender (o que no han obtenido ingresos de ésta) y las familias monoparentales, no han podido aprovisionarse de alimentos antes de que entrase en vigor el confinamiento decretado por el Gobierno - el 22 de marzo y prorrogado varias veces, actualmente hasta el 17 de mayo. Estas familias son las que más afectadas se han visto por el prolongado confinamiento. La única ayuda del gobierno en la zona es la distribución de 1 Kg de arroz por familia 3 veces a la semana en las sedes centrales de los distritos y únicamente a familias con cartillas de racionamiento. El confinamiento estricto no permite viajar en automóvil por lo que las aldeas lejanas no tienen ninguna posibilidad de beneficiarse de ello. No tienen dinero para adquirir alimentos hasta que se levante el confinamiento, y aun cuando se levante, les va a ser muy difícil encontrar empleo. Además, las familias que tienen una pequeña parcela (0,4 hectáreas) tampoco las van a poder labrar por falta de material (semillas, abono etc.) por lo que se prevé que en el medio plazo, de aquí a 6 meses, su situación de pobreza y vulnerabilidad sólo se vea incrementada. La falta de alimentos se une a la falta de material sanitario y medicinas. Los centros de salud no tienen reservas y los sacerdotes y Hermanas que trabajan en las aldeas no tienen medios para ayudar. La falta de información y de educación entre los aldeanos hace que no conozcan y no incluyan medidas de prevención sanitarias en su vida diaria.

Los Servicios Sociales de la Diócesis de Imphal (DSSS) llevan casi 40 años trabajando en Manipur y otros estados del Nordeste de India a favor del desarrollo sostenible de las comunidades tribales. Trabajan, sobre todo, en aldeas remotas donde la ayuda social, la educación, la agricultura, igualdad de género y la sanidad, entre otras, son muy precarias. Conocen muy bien la zona, han desarrollado proyectos ambiciosos y, a lo largo de los años, han tejido una buena relación de confianza y cercanía con la comunidad. Además se han ganado la confianza de algunos estamentos gubernamentales u oficiales que aprueban o colaboran con dichos proyectos.

Ante la situación acuciante que afronta la comunidad, proponen llevar a cabo una acción de emergencia para mitigar los efectos a corto plazo derivados del confinamiento y proporcionar alimentos suficientes para 1 semana a 960 familias. Además, durante la distribucion, les proporcionarán información sobre protección y prevención frente a la COVID19.

Piden la colaboración de Manos Unidas para financiar la compra y distribución de los alimentos, que supone el 91% de la aportacion, mientras que la aportación local supondrá el 9% y cubrirá los gastos de transporte.

Perquè Mans Unides pugui dur a terme projectes com aquest.

Dóna

També et pot interessar

Subscriu-te a la newsletter

Informar-se és el primer pas per actuar.

Subscriu-te