Prevención de la radicalización violenta de jóvenes. Fase IV

El proyecto constituye la cuarta fase de un proceso de prevención de la radicalización violenta de jóvenes en barrios vulnerables de la ciudad de Tetuán, iniciado en 2017 de manera conjunta entre Manos Unidas y la Asociación ATIL.

Marruecos. Foto: Manos Unidas

En las fases anteriores, se ha diseñado e implementado en seis centros públicos de enseñanza secundaria de los barrios de Coelma y Taboula-Nakata, un modelo de prevención de la radicalización mediante intervenciones socioeducativas, con la implicación del conjunto de la comunidad socioeducativa (AREF, profesorado, AMPAs, alumnado, organizaciones de la sociedad civil).

Esta cuarta fase consta de dos proyectos complementarios, cada uno de dos años de duración. Entre ambos proyectos se crean sinergias, ya que se interviene en los mismos barrios con población joven que comparte espacios comunitarios y familiares.

El primer componente extiende el modelo al barrio de Jbel Dersa-Boujarah, de características similares en cuanto a antecedentes de radicalismo y vulnerabilidad social, participando la comunidad socioeducativa de Coelma y Taboula-Nakata de manera activa y protagónica en esta transferencia de conocimientos, metodologías y buenas prácticas a sus pares del nuevo barrio.

Marruecos. Foto: Manos Unidas

Asimismo, el proyecto consolida el modelo público de intervención al fortalecer las estructuras de participación socioeducativa y comunitaria, que permitirán afianzar el proceso de empoderamiento del alumnado, el cual llevará a cabo de manera autónoma su propia agenda de incidencia política y social sobre las escuelas y sus comunidades, ejerciendo sus derechos ciudadanos y promoviendo la transformación social.

El segundo componente, se centra en el fortalecimiento del sistema público de formación profesional, para promover la empleabilidad y la inserción sociolaboral, en especial de los jóvenes en riesgo de exclusión social que han abandonado los estudios y que por tanto quedaban excluidos del modelo de intervención en educación secundaria.

El proyecto diseña y pone en marcha un dispositivo de identificación, derivación y acompañamiento (IDA) de jóvenes en riesgo de exclusión social en los barrios de Coelma y Taboula-Nakata, para integrarlos en programas de formación profesional u otros recursos alternativos.

Marruecos. Foto: Manos Unidas

 

De manera complementaria, el proyecto fortalece el sistema público de formación profesional, con el fin de: 

  1. Promover la empleabilidad y la autonomía de la población joven, mediante la puesta en marcha de un proceso de acción participativa (AP) de identificación de necesidades formativas. 
  2. La inscripción en nuevas ramas de formación.
  3. La impartición de talleres de habilidades personales y de desarrollo personal para mejorar las competencias, favorecer los hábitos de formación y educación, y facilitar su inserción en los recursos formativos.

Los beneficiarios directos son 600 alumnos, padres y madres y profesorado de 9 centros públicos de enseñanza secundaria, y 200 jóvenes no escolarizados.

 

Perquè Mans Unides pugui dur a terme projectes com aquest.

Dóna

També et pot interessar

Subscriu-te a la newsletter

Informar-se és el primer pas per actuar.

Subscriu-te